miércoles, 2 de febrero de 2011

Tecnologías de la información y representación democrática

Ayer escribimos sobre las redes sociales y su impacto en la crisis de Egipto y el surgimiento de las comunidades virtuales. Este tema debe darnos para pensar que nos encontramos ante un nuevo orden. La participación política de la ciudadanía cada vez más va disminuyendo, dada la penetración de las tecnologías de la información y comunicación se están empleando para establecer y mejorar o ampliar canales de participación política, de comunicación y de información no hay que olvidar que existe también insatisfacción de los ciudadanos por el funcionamiento del sistema de democracia representativa y que internet es una herramienta de fiscalización y también de medición interesante y que puede ayudar a expandir y mejorar los canales de comunicación y participación de los ciudadanos.

Internet avanza muy rápido en la sociedad, en el mercado, las relaciones sociales, ámbito personal y cotidiano, en las organizaciones y movimientos, como también en la administración pública, sin embargo el desarrollo de internet con vista a la participación en las instituciones políticas representativas y en el sector público, no avanza a la misma velocidad, se da acaso un atraso en las generaciones que toman decisiones políticas, nos encontramos ante inmigrantes y nativos digitales que no se comunican ante el nuevo escenario. Las experiencias son pocas, muy acotadas, limitadas en el tiempo y nos encontramos más con iniciativas privadas y de organizaciones de ciudadanos las que tienen mayor impacto. Por lo visto, los poderes públicos no están muy dispuestos a implementar mecanismos electrónicos de participación, pero si de servicios y de recaudación tributaria. Pero hay una ausencia de las instituciones políticas para favorecer la organización y participación de los ciudadanos y colectivos de la sociedad civil. El mayor potencial de los medios electrónicos de participación parece estar en manos de los ciudadanos y de sus organizaciones, que a su vez pueden influir en los gobiernos (Castells, 1998)

El diferente uso de las Tecnologías por parte de las instituciones políticas y de la sociedad civil debe hacernos reflexionar sobre la lógica de los actores involucrados , los partidos políticos, el Congreso, Gobierno que buscar potencia la democracia representativa pero no hay interés de ampliar los canales de participación, dejando fuera a varias organizaciones políticas y civiles que buscan otro modelo de democracia pero que sea más participativo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Súper interesante Andrés, sin embargo aparentemente existen brechas significativas entre las bases y comunidades con sus organizaciones intermedias como partidos políticos. Parece ser que el desarrollo de redes sociales y utilización no ha penetrado fuertemente en las organizaciones tradicionales que si tienen representación política y por ende no se fortalece la penetración de nuevos formatos de participación de la comunidad abierta. Cómo no sería interesante que las oficinas parlamentarias pulsarn iniciativas y levantarn propuestas desde sus electores, cómo en una escala menor los vecinos pudieran tomar decisiones de la administración y seguridad de su barrio o de la administración de su edificio. La Participación surge de una expresión real y se canaliza en una plataforma virtual, la participación se potencia en la medida que las decisiones logren descentralizarse por ámbito de interés y eso implica fortalecer efectivamente los gobiernos locales. Muy buen tema y excelente reflexión.

Saludos,

Marcelo Sánchez A.

Andres Pumarino dijo...

Gracias Marcelo,
tienes toda la razón, tenemos una brecha amplia a un en nuestros lideres que no son capaces de ver todas las potencialidades que tiene internet y donde ellos pueden realizar las propuestas que estén más cercanas a las personas.

saludos y gracias nuevamente por tus comentarios y leerme.