jueves, 26 de noviembre de 2009

Hacia donde va la industria de los libros


Para muchos y me incluyo el tomar un libro de papel antiguo o nuevo es una experiencia única, leer y pasar las hojas es una acción muy agradable, pero la actual generación de jóvenes esa de muchachos que nació desde los 90 hasta hoy, está viviendo un mundo donde los 0 y 1 dominan el mercado. La tecnología también está llegando a los libros, tal como se ha visto este año 2009.

Veamos como está el panorama en esta industria:
1. La gran mayoría de libros aún no están digitalizados en formato digital (ni en formato bitmap ni formato vectorial o texto)
2. Los eBooks aún son una novedad y su nivel de penetración aún es bajo
3. Existen métodos de protección aparentemente seguros en los eBooks para evitar su piratería
4. Empresas como Apple aún no han entrado en el terreno de juego
5. Existen diferentes formatos de distribución digital
6. La mayoría de editoriales aún no entienden del todo como va todo esto
Y los autores aún menos….

¿Pero cual sería uno de los escenarios posibles en los próximos 5 años?
1. Los sistema de protección serán hackeados uno a uno
2. Aparecerán lectores de eBooks fabricados en China que leerán todos los formatos, incluso los piratas
3. Los libros que aún no estan digitalizados por parte de las editoriales serán digitalizados con un simple scanner
4. Los fabricantes de eBooks se hincharán a vender el dispositivo
5. Los autores y editoriales perderán el control sobre su obra
6. Aparecerán portales de descarga de libros (igual que pasa con la música, películas y juegos)
7. Aparecerán defensores de que copiar y descargar libros piratas es algo legal

La industria editorial debe comenzar a pensar que los jóvenes de hoy no son los del sigo XX, tienen otros códigos y por tanto otros intereses, no puede ocurrirle a esta industria lo mismo que le ha sucedido a la industria de la música y de las películas debe estar preparada para revisar su modelo de negocio para enfrentar los cambios que vendrán.

2 comentarios:

Alfredo Lindley-Russo dijo...

Hola Andres.

Felicitaciones por tu blog. Siempre lo visito pues se pueden encontrar cosas interesantes, como este post, respecto del cual debo decir que comulgo con la última expresión que utilizas en él. En efecto, yo también creo que ya es momento que se revise el "modelo de negocio para enfrentar los cambios que vendrán". Pero sería más preciso en la última parte: "para enfrentar los cambios que ATCUALMENTE se demandan".

Nos guste o no, no se puede dejar de reconocer 2 cosas:

1) Una aplicación literal y extrema de los derechos de autor, generan situaciones consideradas como infracción que por lo demás, son ridículas (como tener que pagar por cantar canciones alrededor de una fogata!). Sobre el particular estoy trabajando un post que próximamente te haré llegar.

2) La realidad ya superó a los derechos de autor. Estando zambullidos en la tercera ola de la que habla McLuhan, las nuevas generaciones estamos necesitados de acceder a información y compartirla, aunque muchas veces resulte ser material protegido y las acciones a realizar puedan ser calificadas como infracción a los derechos de autor (que se aplican a niveles absurdos). Hoy en día, los incentivos de la realidad al que se enfrenta un PROSUMER, lo empujan a transgredir ciertos derechos.

Siendo ello así, resulta ser eficiente (en tanto es más barato y satisfactorio para el consumidor) que la industria busque una nueva forma de operar en el mercado.

Una idea de reinvención del negocio, la puedes encontrar en el siguiente link: http://porpiedadintelectual.blogspot.com/2009/09/alternativas-del-negocio-editorial.html

Desde Lima-Perú
Saludos,

AlfredoLindley-Russo
porpiedadintelectual.blogspot.com

Andres Pumarino dijo...

gracias por tus aportes y comentarios
saludos,

Andrés