lunes, 22 de agosto de 2005

Conocimiento y aprendizaje, un paso al e-learning

En un mundo cada vez más complejo e interconectado por las grandes redes de ordenadores, emergen conceptos que impulsan a los hombres a buscar nuevos esquemas y formas de distribuir, administrar y gestionar el conocimiento y el aprendizaje humano. Nuevos conceptos aparecen cada día forzando a la definición de otros haciendo de la hiperinformación un volcán de conocimiento en erupción difícil de parar. Internet como gran impulsora, adelantó conceptos que decantan en nuevas maneras de organizarnos. Entre los conceptos impulsores de la distribución y gestión del conocimiento y el aprendizaje humano están:



§ La Globalización de los negocios y la educación. Avances tecnológicos, barreras comerciales y gubernamentales cada vez más flexibles y estrategias de crecimiento económico impulsan a las grandes empresas a acceder a nuevos mercados. Todo ello resulta en negocios más complejos y culturalmente retadores.

§ Crecimiento acelerado de Internet. El emergente y penetrante uso de Internet en áreas que traspasa los muros de instituciones científicas ha “democratizado” al conocimiento, colocándolo prácticamente al alcance de todos.

§ Amplia y creciente brecha entre la oferta y la demanda de conocimiento. Por un lado los agentes productivos reclaman mayores y nuevos conocimientos, pensamiento crítico y análisis de nuevos contextos, y por el otro las universidades tratan de salir de la histórica burocracia que las agobia. Estos conceptos motivan la creación de soluciones pragmáticas para abordar el tema de formación y educación del talento humano. Las Universidades Corporativas son una clara evidencia de ello.

§ Cambios tecnológicos acelerados. La tecnología hoy está cambiado la manera en la cual vivimos, trabajamos y aprendemos. Las barreras tecnológicas caen dramáticamente ante nuestros ojos, ya no son un privilegio de pocos, cada día más nuevos usuarios se incorporan a las nuevas realidades tecnológicas.

§ Aprendizaje constante y no puntual. El aprendizaje y la educación se convierten en procesos continuos más que en hechos puntuales. Mantener la competitividad resulta en un reto de grandes proporciones, que demanda nuevas formas de abordar la enseñanza y el aprendizaje. Ya no basta con obtener una titulación con garantía de un empleo para toda la vida.

§ Competitividad. Competir en mercados internacionales requiere habilidades y destrezas que ayuden a las empresas a ofrecer servicios y productos a mejor calidad al mejor precio posible.

§ Acceso a la información triple-A. Esto se traduce en Anywhere (cualquier lugar), Anytime (cualquier hora) y Anyone (cualquier persona), y tripe-A (3A) por calidad de la información y el contenido a ser distribuido.

§ El capital humano como nuevo paradigma de inversión. El capital humano es el combustible de la nueva economía. Para ilustrar este concepto citamos dos ideas fundamentales: “Llévese veinte de nuestros mejores hombres, y puedo decirles que Microsoft se convertiría en una empresa sin importancia.” Bill Gates.

§ Demografía. Cada día surgen presiones por el “Ciudadano Global”. Sin prejuicio de su nacionalidad, los talentos humanos que más contribuyan con la competitividad empresarial serán demandados por las grandes corporaciones.

En los proximos días seguiremos analizando este tema y veremos algunos conceptos sobre el e-learning.

1 comentario:

David Vargas dijo...

Muchas gracias por escribir este artículo, señor Pumarino. Estoy haciendo un trabajo sobre este tema y me gustaría que profundizase más, por favor. Con este artículo le he dado el toque que le faltaba a mi trabajo: El aprendizaje y el conocimiento humano.
Me gustaría que me enviase (si pudiera) las actualizaciones del artículo, mi correo es: vargas_92_@hotmail.com.

Gracias,
David Vargas