jueves, 6 de julio de 2006

El control web de empleados, legalidad V/S uso


Navegando por internet me he encontrado con la siguiente nota:

Monitoreo web de empleados: una industria de 655 millones de dólares
Vigilar los hábitos de navegación del personal es una práctica cada vez más común en empresas de todo el mundo, que se preocupan por su productividad. Sólo en el 2001, había 27 millones de trabajadores espiados, a fin de evitar que visitaran portales que no tienen relación con sus obligaciones, como sitios de viajes, e-mail, noticias, compras y banca
Mientras Internet afianza su presencia en el mundo corporativo, cada vez más compañías buscan reducir el uso personal que se le da a este medio, en aras de un mayor rendimiento. En el 2005, la industria de soluciones de monitoreo web para el mercado empresarial, alcanzará los 655 millones de dólares, a escala global, luego de ubicarse en 214 millones de dólares en el 2001.
Este crecimiento se debe a que entre el 2001 y el 2005 el número de empleados con acceso a la Red desde sus oficinas, habrá aumentado de 100 millones a 409 millones, en todo el mundo. Así lo refleja un
estudio de la consultora Internacional Data Corporation (IDC), referido en 2004 por Websense, empresa que diseña y comercializa software de vigilancia.
Al tiempo que la fuerza laboral en línea se multiplica, la demanda de soluciones de monitoreo web aumenta y, con ello, el número de trabajadores espiados por Internet. Sólo en el 2001 la suma de empleados vigilados ya alcanzaba los 27 millones, globalmente, de acuerdo con un estudio de Privacy Foundation, referido por la investigadora
Diógenes LLC.
Una de las razones que explica la rápida expansión de estas herramientas es el bajo costo de las mismas. Se calculan 5,25 dólares por empleado vigilado al año, de acuerdo con la mencionada consultora.
Las principales labores de monitoreo incluyen bloqueo y fijación de horarios de acceso a ciertos dominios, revisión de correos electrónicos, generación de reportes sobre los hábitos de navegación de los trabajadores y emisión de avisos ante usos inapropiados de la Red, detalla un informe de
Websense.
Cada empresa decide si extiende estas funciones de vigilancia a toda la compañía o sólo a algunos estratos. Entre los fabricantes y/o distribuidores de estas aplicaciones destacan WebSense, Afina Sistemas, MIMEsweeper, SurfControl, Elron Internet Manager y TumbleWeed MMS.


Este tema del control por parte de los empleadores topa con la privacidad de los trabajadores, no puede el empleador utilizar TODOS los medios a su alcance y afectar los derechos de los trabajadores para saber que envian por email o que reciben, existen garantías constitucionales que limitan el poder absoluto del derecho de propiedad que tiene el empleador en el uso de computadores, banda ancha, correl electrónico, etc.
El problema es que las empresas desconocen de estos temas y los trabajadores no conocen sus derechos.

Este tema también está ligado al uso de los sistemas de televigilancia que cada vez más se expanden en las empresas y donde el empleador nuevamente NO tiene todos los derechos por que también entra en colisión con los derechos de los trabajadores. En Chile la Dirección del Trabajo, en uso de sus atribuciones de fiscalización inspecciona a petición de parte si una empresa se ajusta o no a la norma se ha pronunciadl en el Dictámen 2328-180, 19 de julio 2002. La procedencia o no de mecanismos de control audiovisual deben determinarse a la luz de los objetivos o finalidades tenidos en vista para su implementación.
Si estas medidas sólo cumplen la finalidad de vigilar el cumplimiento de la prestación de trabajo existiría una limitación al derecho de intimidad del trabajador.
El uso de medios audiovisuales sólo será licito en la medida que se cumplan los requisitos generales de toda medida de control, los requisitos específicos de los mecanismos de control audiovisual y el respecto de la intimidad del trabajador en cuanto utilización y destino de las grabaciones o resultados.

Las dudas se plantena sobre los sistemas exploratorios informático donde no existe un pronunciamiento como si lo existe para el control audiovisual como el descrito.

No hay comentarios.: